[google-translator] Reflexiones y Poemas en Salud y Seguridad Ocupacional | FECACSO

Reflexiones y Poemas en Salud y Seguridad Ocupacional

INTRODUCCION

Muchos años…
Años de trabajo en la gran responsabilidad de la hermosa práctica de la Salud Ocupacional, nos hacen apreciar de cerca la estrecha relación del hombre con los diferentes procesos industriales, integrándose en uno , como se integran el día con la noche  y la noche con en el día; como se integran caballo y jinete, hasta formar un Quijote – Rocinante , que nos dejen mil lecciones. Muchas emociones… Muchas banalidades y también muchas verdades.

Muchos hombres buscando créditos académicos para sentirse más entregando menos… creciendo su conocimiento y bajando su sensibilización, como notas discordantes…de esa canción…que es el trabajo y el hombre.
El ser humano convertido en una especie de máquina cibernética, archivando conceptos y descuidando esa facultad especial que lo hace grande… su humanismo… en la cotidiana práctica del civismo…en el dar…evitando la introspección y el deseo de servir a quienes, como condiscípulos, cursan una etapa de su vida como engranes, al igual que nosotros, en la compleja maquinaria de la industrialización.
Sensibilización… de los diversos actores de esta multiciencia: higienistas, seguristas, médicos del trabajo, enfermeras industriales, ergonomistas, ecologistas, trabajadores sociales, psicólogos del trabajo, sociólogos ó toxicólogos sin menospreciar la gran importancia que administradores de empresa e ingenieros industriales, así como gerentes y empresarios, para volver a sentirnos nuevamente, practicantes del humanismo sensible que nunca debió separarse de nosotros.
Sensibilización para la práctica, y no solo adquisición de conceptos que archivados en la mente se convierten en cadáveres, cuyo ataúd es el cuerpo y la mente de quienes los portan.
Sensibilización para la acción, en la firme convicción de cada actor, para conformar la puesta en escena de la maravillosa obra a la Salud que debemos presentar al mundo, mostrando un país cada vez mas sólido en la demostración de sus fundamentos para la prevención de los riesgos inherentes a las personas, a los procesos y a la ecología.
Por ello, presentamos este archivo de reflexiones de C.A. Resgu y digo presentamos porque fue ese ser dormido, que despertó hace algunos años en mí, como médico del trabajo, a quien apodé Resgu, quien me hizo recordar la profundidad filosófica de cada uno de mis maestros de medicina y aún de aquellos, que a través de sus letras, nos dejaron su legado de ciencia y filosofía, en esos libros de texto que nunca acabaremos de leer.
Agradezco a Dios, por su paciencia ante mis faltas, a mi familia por su tolerancia a mis inquietudes y a mis amigos por su apoyo y estímulo a escribir estas reflexiones.
ATENTAMENTE
C.A. Resgu – Carlos Espejo Guasco

FILOSOFIA

Filosofía = Amistad con la Sabiduría
pues…
“El conocimiento no hace al Sabio,
sino la práctica convencida
de lo aprendido para el bien hacer…
…esto es sabio”
Carlos Espejo
“Un título solo demuestra conocimiento,
el conocimiento se fortalece solamente con la práctica
y solo la práctica bien intencionada demuestra sabiduría”
C.A. Resgu

HUMILDAD

A veces un título universitario, una simple promoción a un mejor puesto de trabajo, una posición política o unos bolsillos con más dinero del que acostumbramos traer, se convierten en el elíxir causal de la metamorfosis del carácter y mostramos así nuestra real tendencia a ser.
Así, quién fue siempre de apariencia humilde, puede mostrarse de la noche a la mañana como el ser más altanero y prepotente, por el simple hecho de poseer un poco más en lo económico, en lo político, en lo social o en lo académico.
Mucho hemos visto de esto último entre algunos profesionales, que por un puesto o por una Maestría, trocan su actitud amigable y desinteresada en otra totalmente opuesta.(gusanos sintiéndose mariposas)

Mi abuelo decía:
-“Si quieres conocer a un hombre… dale poder, o dale dinero; si no cambia para mal, es un ser que vale, pero si cambia, sigue siendo un miserable”-.

Buscando la manera más accesible a mostrar al lector de estas líneas el verdadero sentido de la humildad, mostramos en una parábola la invitación a la reflexión e introspección de nuestra actitud.
“Un universo infinito…y nosotros en esa Creación…
como una oruga en un árbol, busca su transformación.

Carlos Espejo Guasco

PARABOLA DE LA HUMILDAD (Reflexión 1)
REFLEXION 1
¿Qué necesita un gusano (oruga) para poder volar?
Durante una conferencia, y queriendo analizar el sentido de autocrítica de un selecto grupo de profesionales de la Salud Ocupacional donde algunos denotaban, por sus gestos un sentimiento de superioridad, el expositor, filosofando, preguntó:

-¿QUE NECESITA UN GUSANO (ORUGA) PARA PODER VOLAR ?-

ALAS ! … (Contestó uno).
Deseos de transformación…-replicó otro-.
Que la pupa se transforme en crisálida por medio de esa
metamorfosis que se lleva a cabo en el capullo
cuando…-analizaba alguien más científicamente queriendo
demostrar sabiduría-.
La respuesta que espero es más sencilla y más profunda- cortó el filósofo-.
La audiencia se intranquilizaba por no satisfacer la
respuesta que se pedía e instaron al expositor que respondiera
a la pregunta que planteara.
La respuesta es muy sencilla _contestó el expositor-
Lo primero que necesita un gusano para poder volar es:
SENTIRSE GUSANO!…
…para así…poder convertirse un día en mariposa.
Empero, nuestro mundo está lleno de gusanos que sintiendo tener alas sienten que van volando cuando en realidad se están arrastrando. Esto -continuó- es en la vida una realidad y una enseñanza, ya  que lo ideal en un ser humano es que cada día que amanece se sienta el ser más ignorante de la Tierra para que nazca en él, el impulso diario del estudio, y así saber más, y cada día, en esta creencia, ser mejor para alcanzar esa altura de conocimientos que por ser infinita, siempre, al día siguiente, nos hará sentir pequeños en el saber.
Este ejercicio de autocrítica es una llave para que cada día
nos impulse a estudiar y nunca sentirnos más que otros. Es un ejercicio mental que nos hace crecer sin competir, por el simple deseo de ser mejor para servir mejor a nuestros semejantes.
La humildad no es algo que deba mostrarse, sino  algo que deba sentirse plenamente en nuestro interior.
Solo así… creceremos sin sentirnos superiores y la humildad
será cierta en nuestro ser.
Carlos Espejo Guasco

Qué es pedir

Y… ¿por qué pedimos tanto?

Desde pequeños, y como parte de nuestra naturaleza humana, el pedir forma parte en nuestra vida, como a través del llanto, el lactante suplica ese sustento que le llega de los senos de su madre, que siente alegría, pues cada día, el regalo de saberse madre le es transmitido por la presencia del hijo.
Uno y otra se dan de lleno, y muy interiormente, se crea la expectativa de la retribución.

Es natural esperar el efecto de una acción, pero difícil es que encontremos en la simple acción del dar la satisfacción de haberlo hecho, como única retribución.
Esta es una llave para alcanzar la felicidad, porque si al estar dando ya recibo satisfacción, todo lo demás será ganancia.

Sea así nuestro dar… un pedir callado.
Carlos Espejo Guasco

Pedir sin dar no es pedir (Reflexión 2)

REFLEXION 2
Pedir sin dar, no es pedir…

Pedir se dice no empobrece…
si algo recibo ya es ganar…
Pero… ¿es bueno pedir sin dar?,
¿o sin dar nada se pide?

Si con la vara que mide,
espera uno ser medido,
¿porqué esperar lo que pido,
si lo que tengo no doy?

Si me pregunto… ¿quien soy?
y me contesto a conciencia,
no me lo explica la ciencia,
y sí fuerte mi interior.

Pedir para estar mejor;
o ser mejor sin pedir…
dando en el diario vivir,
lo mejor que ya tenemos.

Si lo que somos debemos,
el repartirlo enriquece;
como algún árbol que crece,
y nos convida su sombra.

Pedir por pedir asombra,
a Quien todo nos lo da…
y el dar por amor será,
nuestra mejor petición.

Como notas en canción,
enriquecen su mensaje,
hagamos corto este viaje,
de poder dar sin pedir.

Y así en el diario vivir,
podremos tener como pausa,
un descanso a nuestra causa,
de no pedir por pedir.

Nuestro dar es un pedir,
y pedir sin dar es nada.

Carlos Espejo Guasco

Tener Patria

¿Qué puedo darle a mi Patria?

¿Basta luchar por quienes considero parte de mi familia?
¿Basta desarrollar mis conocimientos y habilidades para beneficio personal?
¿Basta cantar el Himno Nacional o jurar a la Bandera?
¿Es suficiente ser honesto y trabajador?
¿Es suficiente no hacer daño?

Cualquier persona lucha por quienes considera parte de su grupo familiar y a la vez desarrolla sus habilidades para beneficio propio, y en el mejor de los casos, también evita hacer daño cuando sus intereses se ven comprometidos, mostrando así su cordura y bien hacer.
La mayoría espera que un Presidente Nacional le resuelva todos sus problemas pero es muy poco lo que hace por resolver, en su ámbito, los problemas de los demás.

Carlos Espejo Guasco

Que es tener Patria (Reflexión 3)

REFLEXION 3
Tener Patria…

No es tener una bandera,
ni sentirse parte de un país.
Actuar en favor de un pueblo…
con el alcance máximo que
den tus conocimientos y tus fuerzas,
eso es…
TENER PATRIA
C.A. Resgu

Sobre los lemas

Los Lemas

Comúnmente, las agrupaciones, además de sus objetivos y misión, poseen una visión y una filosofía.
De la misma manera, los países tienen su Constitución y sus Principios Fundamentales para seguir una ruta planeada y firme, pero…

¿Realmente son esos escritos una pauta a seguir?
¿Son las letras realmente sentidas? ¿Son letras vivas?

Es fácil leer una Constitución, e inclusive es fácil hacerla cumplir, como es sencillo decir el lema de una Asociación o escribir su Himno, pero lo realmente difícil es que esto, que se escribe y lee fácilmente, se sienta tan profundamente que forme parte de nuestra vida.

Carlos Espejo Guasco

Un lema  (Reflexión 4)

REFLEXION 4
LEMA

“Tener un lema
no es tan solo
escribirlo,
sino también
plenamente
vivirlo”

C.A. Resgu

No esperar recompensa

No todo es siempre bien valorado…
y mucho menos agradecido

En los profesionales de la Salud Ocupacional, donde la Prevención es nuestro principal objetivo, es difícil esperar el agradecimiento que recibiría un médico por aliviar algún mal, aunque las medidas que implementemos lo hayan evitado del todo.

El potencial de hacer el bien puede estar en cualquiera en cuya mente nazca el deseo de ser útil a los demás, convirtiéndose, en muchas ocasiones en un proveedor de salud más útil que aquel que como médico de empresa, solo espere la llegada del enfermo para practicar la medicina reactiva, en lugar de la proactiva.

Prevenir es mejor que curar, aunque el curar sea la solución a la falta de previsión. Uno y otro se complementan, pero llegará un día, que la primordial acción en los trabajos sea la previsión.

Carlos Espejo Guasco

Prevención aún no agradecida (Reflexión 5)

REFLEXION 5

PREVENCION

“Mayor placer a quién previene el dolor
que a quién lo alivia…
el primero lo evitó del todo
y callado…sonriente…
escucha los aplausos
para el segundo”
C.A. Resgu

El grito del Obrero

Se despierta, y su escaso descanso en esas noches en que sueña una vida mejor para los suyos, se transforma nuevamente en la realidad presente: debe volver a un trabajo donde su suerte dependerá de estar en el lugar apropiado y con las personas adecuadas.
Estar en un lugar de trabajo, donde los involucrados en su Salud física y mental, su Salud Laboral, sea custodiada por verdaderos profesionales que compartan el ideal de un trabajo sano para un cuerpo y mente sana…

Un grito escondido que suplica, a su empleador, un trato digno en su trabajo, a través del cual, sus manos producen con fe lo que le es solicitado.
Un grito en silencio, donde el ser interior pide la retribución necesaria para vivir en armonía con el trabajo y su vida personal.
Un grito al fin, por una mejor calidad de vida…

Carlos Espejo Guasco

El grito del obrero  (Reflexión 6)

REFLEXION 6
El grito del Obrero

“Mis manos son mi trabajo,
y mi fe lo que las mueve…
muévanse mis manos
con la buena fe
de quién me emplea”
C.A. Resgu

A la mujer obrera

Sonríe, platica… y todo parece perfecto mientras trabaja.
Solo Dios sabe cuantos problemas tiene… cuantas ausencias en ese hogar donde sus hijos la esperan, mientras haciendo el papel de padre y madre, cumple doblemente su misión.

A esa mujer-madre-padre, que además trabaja para ganar un salario; a esa mujer que a diario, después de trabajar, continúa la faena en casa, sacrificando su sueño; a aquella que sonríe cuando por dentro llora; a esa que dobla esfuerzos y parece entera.
A esa mujer obrera, doquiera que se encuentre, le dedico este poema que también es reflexión.
Carlos Espejo Guasco

Poema a la mujer obrera (Reflexión 7)

Reflexión 7
A la Mujer Obrera

Son las cinco…
y pegando un brinco
se acerca a la cuna,
y como ninguna,
con ojos llorosos
posa cariñosos
su labios tan sabios
en su hijo amado.
Trabajo pesado
le espera allá afuera,
y no es primavera…
Arregla el tocado
que siempre peinado
adorna su frente,
que suda gustosa
pues siente que goza
ganando un salario.

Mira el calendario…
Un año ha pasado…
su hijo a gustado
mejores comidas;
asiste a la escuela
y todo es secuela
de doble tarea:
su casa que asea,
trabajo en la empresa,
y además ser presa
de un amor de madre.
Un hijo sin padre
la espera en la casa;
llega y hace masa,
y le narra un cuento.
Yo escribiendo siento…
lo digo y no miento…
mujer que trabaja,
¡bendito misterio!,
lo repito en serio…
¡Bendígala Dios!

C.A. Resgu

Al campesino

Campesino

Recuerdo mi servicio social…
Un área rural ó algún poblado, a practicar lo estudiado.
Una oportunidad de retribuir el conocimiento adquirido (entusiasmo sentido).
Gente curiosa, acercándose al inicio más por conocer a quién llegaba que buscando alivio “pa su mal…”
La primera confrontación visual… para saber, (como se hace en los pueblos), si la mirada del médico es transparente… para confiar.
Poco a poco el aprecio… al igual que al cura o al brujo del pueblo, entregándose en verdad. (Sinceridad).

Un acudir continuo de gente que con solo sus rostros pagan el precio de la atención; rostros corrugados por la acción del tiempo en un México donde el ejido, las rancherías y los pueblos, muestran las estragos de un tiempo frío al igual que las acciones para hacerlos prosperar.

Manos ásperas de tanto trabajar… confundidas en el saludo, con las manos bien cuidadas de un médico que poco sabe de campo pero que aprende mucho de él, cuando en esa piel, de manos de campesino, descubre las grietas como en la tierra se forman grietas al no llover.
Y aquellas miradas…aquellas miradas donde leímos esa fe que ponen los enfermos en aquella persona de bata blanca, como si el color le diera ese poder de curación contra toda enfermedad, sin saber que nosotros pedíamos también a Dios la inspiración para el diagnóstico y el tratamiento, en medio del cruel tormento que da la duda, mientras se suda leyendo libros que más ahondan en el saber. Libros, donde tantos autores médicos imprimieron sus conceptos, escondiendo sus lamentos y también sus aflicciones.
Libros…cual canciones… que aligeraron el padecer, en el camino arduo de la práctica médica en aquellos sitios donde la modernidad de los estudios de gabinete y laboratorio, así como las sofisticadas pruebas de resonancia y tomografía eran tan desconocidas e inaccesibles como las joyas de los ricos.
Y así, los vi, los conocí… y aprendí a quererlos, como hoy he aprendido que requieren también de protección contra los riesgos de su trabajo.
A ellos esta reflexión, en formato de rima.

Carlos Espejo Guasco

Poema al campesino (Reflexión 8)

REFLEXION 8

Campesino

Levántase al alba y saluda al Sol;
camina lento…y su aliento…
se empareja con el viento
mientras cargando su alforja
mira un campo que se forja
con trabajo y con sudor.

Mas tarde vendrá el calor,
pero es caricia del cielo,
piensa buscando consuelo
y continúa su labor.

En su alforja va el fervor,
y siembra tantas semillas,
y como de árbol astillas,
llena de hijos su hogar.
No hay tiempo de lamentar…
con fe continúa su trabajo,
mientras mira cabizbajo,
su huarache y su morral.
C.A. Resgu

Sabiduría…

Buscamos a través de los conocimientos, un título.
Buscamos a través de un título, una práctica.
Buscamos día con día la verdadera sabiduría.

Pero…

¿Es la práctica realmente lo que hace al maestro?
y… ¿Es el maestro realmente un sabio? 

Muchos genios han realizado descubrimientos asombrosos y muchos de ellos han logrado cambios importantes para la humanidad, pero no todos han sido en favor de la vida o en favor de la Salud Integral.
Por ello, solo es sabio aquel que a través de la práctica bien intencionada de sus conocimientos, logra cambios favorables a la Calidad de Vida de sus semejantes…sin distinción de personas.

Carlos Espejo Guasco

Conocimiento y sabiduría (Reflexión 9)

REFLEXION 9
¿Título o Sabiduría?

Tener un título
solo demuestra conocimiento…
El conocimiento se fortalece
solamente con la práctica;
pero solo la práctica bien intencionada
nos lleva a la verdadera sabiduría.

C.A. Resgu

La solución somos todos

En la Salud Ocupacional, la interacción de los diversos actores de la misma compromete al higienista, segurista, diseñador industrial, médico del trabajo, enfermera industrial, toxicólogo, sociólogo laboral, psicólogo del trabajo, ecologista, ergonomista y trabajador social a la búsqueda de alternativas para mejorar la calidad de vida en los centros de trabajo, fomentando con ello la optimización del binomio hombre-máquina para fortalecer los cimientos de la productividad con calidad sin detrimento a la salud integral del trabajador.

¿Cómo prescindir de la ingeniería industrial para rediseñar o modificar los elementos de una máquina que genera ruido?
¿Cómo divorciar la relación del ingeniero de proceso para la implementación de medidas de rotación interna de personal?
¿Cómo implementar los cambios sin la anuencia del gerente o del empresario?
Solamente con la participación activa de cada elemento humano del sistema de trabajo, podrá hacerse efectivo el cambio que requiere cada proceso y esto solo será posible con la capacitación de los actores del mismo, sobre los riesgos que rodean a cada operación que sea analizada.

La ignorancia es la madre de la confusión, y nuestro deber luchar contra ella, para hacer partícipes a todos, de la importancia de la unidad para tener la fuerza cognitiva y técnica para la implementación de las mejoras a la calidad de vida en el trabajo.

Carlos Espejo Guasco

Salud Ocupacional somos todos (Reflexión 10)

REFLEXION 10

Salud Ocupacional

“Salud en el Trabajo…
difícil arte
si no se entiende
que es acción
de todos”
C.A. Resgu

Nuestro tiempo

El uso de tu tiempo…

Mañana será otro día…
Mañana iniciamos esto…
Lo vemos mañana…

Y el dicho aquel de nuestros abuelos:

“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”… ¿donde quedó?

Es común que en la búsqueda cotidiana del descanso físico y mental, o de la calma, dejemos para otro día lo que hoy podemos hacer.
Esto no sería del todo malo, si realmente al día siguiente se hiciera lo que se pospuso el día anterior.

Muchas intenciones de trabajo se quedan en eso y muchas buenas ideas se enmohecen y oxidan con el tiempo, precisamente por no haberles dedicado su momento.

Y… “mañana empezamos a separar material reciclable”, ó “mañana empezamos el programa de conservación de la audición” ó “mañana me decido y ahora sí le digo al jefe esta gran idea”, son solamente formas de hablar y no actuar.
Tal vez ese mañana nunca llegue.
Es bueno respetar nuestras ideas y darles ese tiempo que reclaman para poder mejorar nuestro mundo, pues…el tiempo corre.

Carlos Espejo Guasco

Uso de nuestro tiempo (Reflexión 11)

REFLEXION 11
TIEMPO

“ El tiempo corre
mientras descanso
y mi descanso
corre al tiempo
que tengo
para mejorar
mi mundo”
C.A. Resgu

 

Nuestro brillo…

Tal vez el mayor reto de un ser humano, desde su nacimiento, es el de encontrar un lugar en el espacio que ocupa, como un ser independiente, sin detrimento a su vida de relación, sin esposas a su libertad.
Para ello, es necesario, desde sus primeros pasos, brindarle el respeto que merecen su opinión, sus tendencias, sus anhelos y sus pensamientos, encaminándole al entendimiento de su autonomía y la importancia de su relación con los demás para el bien hacer.
No se puede imponer una conducta a quién no ha hecho suyo tal o cual principio, como no se puede pedir el iris de color a algún diamante sin haberle proveído luz.

Somos como diamantes, y la luz de la Sabiduría, a través de nosotros, puede hacer resaltar las virtudes como resaltan los siete colores del iris cuando a través de las gotas de la lluvia se refracta el Sol.

Cada persona tiene un brillo propio, como lo tiene una estrella, que coexiste con otras que brillan también.
Lo ideal, es poder apreciar ese brillo que todos tienen y en conjunto, adornar ese cielo que representa a la humanidad.

Carlos Espejo Guasco

Nacimiento y brillo (Reflexión 12)
REFLEXION 12
Nacimiento

” Un ser viviente…
una manifestación divina…
un ser que se adivina
como representación de Dios.

Juntos los dos,
cuerpo y espíritu latente;
unidos por una mente,
ligados por la emoción.

Luchar por una nación,
sin ser sometido a ella
como le es a una estrella
someterse al firmamento”

C.A. Resgu

Fatiga laboral

En la vorágine de la productividad, los responsables de la misma buscan la eficiencia de los procesos con calidad, en una ceguera de taller, donde los riesgos de trabajo en ocasiones se ignoran, preocupados exclusivamente por el cumplimiento de los estándares de producción, ocasionando directamente una disminución del poder funcional del trabajo-hombre.

La maquinaria se fabrica, la mayoría de las veces, bajo el criterio de eficiencia y se contrata al hombre para activarla, sin pensar muchas veces en esa relación indivisible que es el binomio hombre-máquina, sea esta última una estación de trabajo o una herramienta.

Así, con la atención mayor hacia la máquina productiva, se descuida al hombre que la maneja, originándose la fatiga laboral que indiscutiblemente repercutirá en una productividad menor con una calidad deficiente.

Una persona, provoca una sombra como resultado del espacio que ocupa y que interfiere con la continuidad de la luz proyectada en una área determinada e iluminada.
La productividad debe, esencialmente, ser fluida, como esa luz; y la fatiga no debe ser la sombra, que ignorada, disminuya por consiguiente su importante presencia.
No sea entonces mi descanso, el responsable de la fatiga del obrero.

Carlos Espejo Guasco

Fatiga Laboral (Reflexiones 13 y 14)

REFLEXION 13
Fatiga laboral
” Fatiga Laboral…
una sombra ignorada
en la personalidad
de la producción”
C.A. Resgu

REFLEXION 14
Fatiga en el Trabajo
” La fatiga de un trabajador
debe ser proporcional
al descanso
de quien es responsable
de implementar
las medidas de prevención
para evitarla”

C.A. Resgu

Ceguera por causa laboral
¿Ciego?

Muchos factores de riesgo de trabajo pueden provocar ceguera; desde los accidentes de tipo traumático como heridas punzantes o cortantes hasta las explosiones con lesión directa a ojos.

Otros agentes, como la exposición al calor lumínico, pueden causar fotocoagulación de retina, o bien por lesión mecánica en los expuestos a energía láser, daño al tejido retiniano, sin olvidar a los tan comúnmente mencionados daños a los usuarios del arco de soldadura, que presentan afecciones a la macula retiniana por lesiones fóticas; o la común xeroftalmia (ojo seco), como consecuencia de prolongada estancia en estaciones de cómputo en operadoras capturistas de datos.

Estos ejemplos, como mínima parte de los agentes de riesgo que lesionan el sentido de la vista, no son el motivo principal de esta reflexión. NO la ceguera que causan estos agentes, sino la ceguera de quienes somos responsables de prevenir estas lesiones.

“Un ciego no puede guiar a otro ciego”, nos decía un viejo refrán, pero…

¿Cuantos ciegos quieren hacer esto?

Carlos Espejo Guasco

Ceguera en nuestro trabajo (Reflexión 15)

REFLEXION 15
“Un ciego no puede guiar a otro ciego…

La falta de visión para detectar
riesgos de trabajo que afecten el
sentido de la vista,
generará más personas con
problemas para ver mejor.
Que ironía!…
Peor ceguera que la de un ciego.”

C.A. Resgu

Ruido Industrial

Ruido

Desde tiempos remotos, aunque en menor proporción, el ruido ha formado parte de nuestra vida.
Aún la música -bajo el esquema de Shammon- cuando presenta un nivel de presión acústica elevado (90 dB ó más), se puede considerar como un sonido de gran magnitud que lesiona al igual que el ruido.
El ruido citadino, como elemento cotidiano, se tolera si su intensidad no es grande.
Los procesos industriales presentan ruidos de diversos niveles de presión acústica (volumen), pudiendo ser inestables, estables, continuos, discontinuos, agudos, graves, transitorios o de transición.
Ruidos constantes que deben pasar a ser parte del proceso y a ser tolerados por los operadores.
Ruidos que cuando pasan los límites de intensidad o de tiempo de exposición, pueden lesionar la capacidad auditiva del operador o cuando menos, provocar alteraciones emocionales por su molesta presencia.
Ruidos… que podemos hacer también parte nuestra y olvidar.

Ruidos que pueden lesionar… y que tratamos de ignorar.
Ruidos que delatan… la falla de una moral.

La siguiente reflexión conmina al lector a no ser un sordo al ruido que puede provocar sordera.
Carlos Espejo Guasco

Sordera del profesional de S.O. (Reflexión 16)
REFLEXION 16
Sordera

“La sordera presente
en un trabajador
a causa de su desarrollo laboral
en un ambiente ruidoso,
es proporcional
a la sordera que manifiestan
los responsables de implementar
las medidas de seguridad e higiene
ante el grito ético
de la Salud Ocupacional.”

C.A. Resgu

Ergonomía

Ergon= Trabajo Nomos= Ley

La ley del trabajo no desde el punto de vista jurídico, sino desde el punto de vista natural.
La adaptación del trabajo al trabajador y no del trabajador al trabajo.

El binomio hombre-máquina en su concepto mas funcional y sano.

Una utopía en el pasado y una realidad cada vez mas clara en nuestro presente, donde esta ciencia multidisciplinaria conjunta los principios fisiológicos del hombre con la estructura mecánica y funcional de la maquinaria, los procesos industriales y la herramienta de trabajo.

Un respiro para el obrero y una herramienta para que aquellos que están comprometidos sentidamente con la Salud en el Trabajo puedan trabajar en beneficio compartido a empresarios y a empleados.

Una multiciencia, donde la simple captación de conceptos y la titulación como ergónomos, o la responsabilidad de ergonomista no la da un nombramiento, sino toda una práctica comprometida con el bienestar de quienes forman el universo del trabajo.
Una ciencia llamada Ergonomía, donde solo la aplicación de lo aprendido muestra al observador la presencia real de quien pueda nombrarse ergonomista.

Carlos Espejo Guasco

Ergónomo  (Reflexión 17)

REFLEXION 17
Ergonomista
“Un ergónomo sin práctica
es como un libro sin letras;
solo presenta un título
pero nunca enseña nada…”
C.A. Resgu

Enfermera Industrial
Como un sueño, nació en 1995 la primera Asociación de Enfermería Industrial de México (AFENINAC)en Cd. Juárez, Chihuahua, y continúa incansable su labor de siembra y lucha a favor  del reconocimiento a esta especialidad, que aún, hasta hoy, no ha sido debidamente adoptada por un país que pide a gritos innovación y actualización en esta y otras ramas de la Salud en el Trabajo..
Otras nuevas sociedades de esta noble tarea han surgido en nuestra Patria.
Pues…
¿Quién mejor que una Enfermera Industrial para detectar a través del contacto con el obrero, los posibles riesgos aún no detectados?
¿Quién con tanta presencia en el proceso de Salud-Enfermedad?
Por ello, es necesaria la preparación académica en los procesos industriales, en los elementos químicos utilizados en el campo de trabajo, en la ergonomía, en la higiene y seguridad industrial y en la psicología del trabajo.
Preparación que no se da en las escuelas tradicionales de una enfermería encaminada a la atención hospitalaria primordialmente, que aunque necesaria, no cumple con los requerimientos de habilidad para ser excelente en el sector industrial.
Para ellas, las Enfermeras Industriales, esta reflexión y una exhortación a la lucha por su reconocimiento.

Carlos Espejo Guasco

Enfermería Industrial
REFLEXION 18
Enfermera Industrial

“En las manos
de la Enfermera Industrial
se encuentra
en gran parte
el consuelo
de quien trabaja
y posiblemente
la principal fuente
de donde emanen
las aguas cristalinas
que sacien la sed de Salud
en los campos de trabajo.
C.A. Resgu

 Médico

-“Ya eres un médico!”-, nos dijeron nuestros padres al terminar la carrera universitaria, que tanto sueño nos robó y tantas ilusiones nos forjó.
-“Ya eres médico!”-, y un temor respetuoso inundó nuestras almas ante la inminente salida de esa casa maternal llamada Universidad, donde cada pregunta tenía una respuesta y cada respuesta nos hacía crecer.
Un horizonte de esperanzas y de ideales llenó las arcas de nuestra conciencia y en nuestra inocencia pedimos al tiempo el permiso para hacer realidad los sueños de poder curar; mismos sueños que en algunos casos, el propio tiempo mostró cual pesadillas, cuando a hurtadillas buscamos a Dios.
Era el tiempo de acudir a un hospital, donde las enfermedades no eran letras, ni los pacientes líneas en libros que en más líneas los tratamientos derrotaban…
algunos lloraban…
Iniciar el internado… miedo dominado…en una experiencia donde cada paciente arrojaba los más variados retos a quien deseaba ser médico.
Una rotación por los servicios de Urgencias, donde la sangre y los accidentes corrían al ritmo acelerado de los pulsos de los cardiópatas, aumentando a su vez nuestras pulsaciones.
Y más emociones…
Un servicio de Pediatría
(recuerdos de mi querido tío Pediatra Dr. Sergio Espejo Posadas),
donde los llantos de niños enfermos se confundían con lágrimas de madres que ansiosas, volteaban con la esperanza de ver en nuestra mirada la seguridad de alivio a sus retoños, mientras a su vez, buscábamos aliviar la preocupación que nos enfermaba.
El servicio de Medicina Interna, donde la ciencia analítica del médico internista nos asombraba haciéndonos pensar en un futuro donde también nuestro análisis pusiera fin al dolor de la enfermedad casi escondida.
Como olvidar el servicio de Gineco-obstetricia, donde los partos hacían la alusión a nuestro propio nacimiento como médicos y donde la dicha de recibir en nuestros brazos a aquellos nuevos seres nos daba la satisfacción de ser en parte responsables de esa alegría de las madres, bendiciendo el recuerdo de sentirnos hijos.
Que impacto fuerte el ver a pequeñas mujeres de 14 años convertirse en madres, desafiando al tiempo mismo. De niña a mujer ó mujer niña, bajo la mirada impaciente de sus padres convertidos en abuelos cuando apenas iniciaban a entender su gran misión…. (Quebrado corazón).
El servicio de Medicina Preventiva…
Cuanta ingratitud!, cuando en la vorágine de impaciencia de quien empieza a ser, se menosprecia la importancia vital de la medicina preventiva cuando como dijo C.A. Resgu:

“Mayor placer debe tener quien previene el dolor que quien lo alivia”.

Así…un año pasó lento; muy lento en los desvelos de cada guardia y también en cada caso difícil, donde la muerte rondaba, acechando la cama del enfermo, venciendo a algunos , derrotada por otros. ! Qué rápido en conjunto ese año de internado en que maestros y compañeros cerramos un capítulo más en el libro de ese hospital que nos despedía, guardándose celosamente el recuerdo de nuestra entrega y nuestro estrés. (Iniciar la mies).
Continuó el Servicio Social,
una pequeña ciudad ó algún poblado, a practicar lo estudiado.
Una oportunidad de retribuir el conocimiento adquirido. (Entusiasmo sentido).
Gente curiosa, acercándose al inicio más por conocer a quien llegaba que buscando alivio para un mal…
La primera confrontación visual… para saber, (como se hace en los pueblos), si la mirada del médico es transparente… para confiar.
Poco a poco el aprecio… al igual que al cura o al brujo del pueblo, entregándose en verdad. (Sinceridad).
Un acudir continuo de gente que con solo sus rostros pagan el precio de la atención; rostros corrugados por la acción del tiempo en un México donde el ejido, las rancherías y los pueblos, muestran las estragos de un tiempo frío como frías son las acciones para hacerlos prosperar.
Manos ásperas de tanto trabajar… confundidas en el saludo, con las manos bien cuidadas de un médico que poco sabe de campo pero que aprende mucho de él, cuando en esa piel, de manos de campesino, descubre las grietas como la tierra que forma grietas al no llover.
Y aquellas miradas…aquellas miradas donde leímos esa fé que ponen los enfermos en aquella persona de bata blanca, como si el color le diera ese poder de curación contra toda enfermedad, sin saber que nosotros pedíamos también a Dios la inspiración para el diagnóstico y el tratamiento, en medio del cruel tormento que da la duda, mientras se suda leyendo libros que más ahondan en el saber. Libros, donde tantos autores médicos imprimieron sus conceptos, escondiendo sus lamentos y también sus aflicciones.
Libros…cual canciones… que aligeraron el padecer, en el camino arduo de la práctica médica en aquellos sitios donde la modernidad de los estudios de gabinete y laboratorio, así como las sofisticadas pruebas de resonancia y tomografía eran tan desconocidas e inaccesibles como las joyas de los ricos.
Y hoy, como médicos, y siempre en ciernes, esperemos mostrar la huella de sensibilidad que nos dejó el internado, el servicio social y la práctica al día que hemos llevado…
La práctica humana de la Medicina real…hasta el final.
A ellos, la siguiente reflexión como poema.
Carlos Espejo Guasco

Poema al médico del trabajo (Reflexión 19)

REFLEXION 19
MEDICO

Más que una bata blanca
porta mirada franca,
más que buscando un pago
las sonrisas son su halago.
¿Que hago?
-se pregunta-
y se responde al momento:

“Recuerda tu juramento
que un Hipócrates reclama,
y prende presto la flama
de dar consuelo al caído,
no importa si está raído
ó porta un traje elegante,
si en el infierno de Dante,
lo tiene la enfermedad,
tu instrumento es la verdad;
tu medicina es tu ciencia,
y tu receta es la esencia
que Dios firma con tu pluma.
Sea tu emoción la espuma
de las olas de ese mar,
que tus manos han de dar
para la sed del enfermo”

Un día más…-ya me duermo-
mi medicina es mi sueño…
ni de mi tiempo soy dueño,
mientras construyo mi paz.
C.A. Resgu

Siempre Adelante…

La interminable ruta de la superación y la mejora continua, es una constante que debe ser en nuestras vidas.
Alcanzar un objetivo es importante, pero la visión del siguiente paso es lo que nos distingue como obreros constantes de un futuro promisorio.
El futuro, podría ser, a nuestra elección:
El estático reposo tan ansiado por muchos, que se asemeja a la muerte del cuerpo, ó el dinámico ejercicio de nuestras facultades para el eterno desarrollo de nuestro ser.

Uno habla de inactividad como premio a la actividad y el otro de actividades nuevas generadas por las anteriores.

El primero habla de descanso y el segundo de trabajo.

Pero… ¿No cansa también el descanso?, y… ¿No es nuestro trabajo un descanso?
Siempre adelante…nunca hacia atrás, pues tu destino es la perfección.
Carlos Espejo Guasco

Siempre Adelante (Reflexión 20)
REFLEXION 20
Siempre adelante…

Cuando miramos la cima,
queremos llegar a ella,
cuando llegamos a ella,
nuestra meta es una estrella.

Se ha completado un camino
y aparece otro horizonte,
hoy ya subimos un monte…
mañana será un volcán.
C.A. Resgu

PIEL

Cómo no escribirle a la piel.
Cómo no reconocer su importante papel.

Humilde protectora del hombre, callada compañera.
Eterna quimera…
Sensible a la caricia, musa de poetas.
Maestra del tacto, cumpliendo su pacto, de dar protección.

Sensibilización… control de temperaturas, y más de mil hendiduras… en las manos del obrero…, siendo su escudo de acero, aunque frágil de apariencia, se renueva con vehemencia, aceptando su trabajo.

Vibra como contrabajo, en la orquesta de la vida, y cual bella melodía, sintoniza con el cuerpo.

Se agrieta en el campesino, como se agrieta la tierra, y renueva su textura, como el campo se renueva, cuando la siembra da frutos.

Heraldo es de los peligros, que se acercan a tu ser, incluyéndose el del tiempo, que nunca ha de volver.

Carlos Espejo Guasco

Poema a la piel (Reflexión 21)

REFLEXION 21
Piel…

Manto mágico que Dios nos regaló,
para existir protegiendo maravillas,
contra polvos, químicos o astillas
o cualquier irritante que existiese.

Blanca o negra que ella fuese,
se mantiene incansable en su labor,
mientras suda en un suave vapor,
que humedece continuo su existencia.

Frágil, pero firme en consistencia,
reactiva al tacto y más a la caricia,
defiende valerosa y con pericia,
a quién es receptor de su custodia.

Musa de más de una parodia,
ignorada amiga del obrero…
siendo su escudo de acero,
se renueva eterna en su camino.

Agrietada en el campesino…
colabora en la siembra de su fe,
sin volver a ser nunca lo que fue,
permanece en silencio y a su lado.

Bañada de un sudor salado,
al viento recibe llenando de consuelo,
al rico o al pobre que en desvelo,
trasudan mientras llega una respuesta.

Eres PIEL la majestuosa orquesta,
y al cuidado del hombre su vestido,
espejo de la edad que se ha vivido…
mientras llega la muerte misteriosa.
C.A. Resgu

Trabajo

Trabajo

Amanece…despierta en su nido… muchos sueños ha vivido y su reposo ya ha sido.
Fue un trabajo en silencio, mientras su ser descansaba, retomaba su energía y a su labor retornaba.
Un salario por su acción…justa retribución.
Un pago a esa melodía… que ejecuta día a día.

Es el trabajo una orquesta, donde el director es Dios.
Cada obrero es un músico… cada herramienta un instrumento.
Las partituras los procesos. Las notas los movimientos… y el escenario es la industria.

Así es el Trabajo… cuando se mira a través de la alegría de un cuerpo en movimiento, para producir acción.

Carlos Espejo Guasco

Poema al trabajo (Reflexión 22)
REFLEXION 22
TRABAJO

Como música sin notas,
en un compás de armonía,
un cuerpo con melodía,
hace eficaz su trabajo.

Un erguido contrabajo,
es el operador,
estando su Dios creador,
como un director de orquesta.

Todo parece una fiesta,
en un febril movimiento,
siendo instrumentos de viento,
las máquinas de producción.

Casi al final, la emoción,
de ser la parte del todo,
como el agua lo es del lodo,
como agudo es el violín.

Es un concierto sin fin,
donde aún sin partituras,
como letra en escrituras,
entonamos la canción.

Y al final el saxofón…
da la salida del acto,
y cumpliendo con el pacto,
retirarse a descansar.

Mañana hay que trabajar,
nueva luz será en el día,
las notas de melodía,
se volverán a escuchar.
C.A. Resgu

Cuerpo y Espíritu

Cuerpo y espíritu

Desde que nacemos del vientre de nuestra madre, hasta el momento en que, ya ancianos, contemplamos a distancia el ocaso de nuestro cuerpo, transcurre una etapa de existencia compartida entre ese ser eterno que somos y ese ser temporal que es nuestro cuerpo.
La muerte, casi en susurro, se nos explica brevemente en un intento vano de ignorar ese final de un cuerpo perecedero y la vida del mismo se nos dá en mil y un espejismos que se encargan de esconder, ese ser imperecedero que somos como espíritus.
Escondemos, como el avestruz, nuestra real presencia en un montículo de restos materiales que es el cuerpo.
Ignoramos nuestra razón de ser y el materialismo nos inunda ahogándonos en un mar de razones por las cuales luchamos, para al final, no llevarnos nada.
La enfermedad terminal, o la inminente presencia de la muerte material al cuerpo que nos dio un albergue temporal, permiten asomar al ser eterno que somos, cuando aún no hemos hecho introspección.
La tanatología no lo explica del todo claro, pero algo, muy adentro de cada uno de nosotros, se mueve alentado por esa fuerza poderosa del amor, haciéndonos sentir lo que somos realmente.
No es un automóvil quien lleva al piloto, sino éste al vehículo, quien sigue la dirección que el piloto le da.

¿Porqué volvemos a ser niños cuando ancianos?
¿Porqué la humildad cuando la muerte se acerca?
¿Porqué no ser siempre iguales?
Carlos Espejo Guasco

Cuerpo y espíritu (Reflexión 23

REFLEXION 23
Cuerpo y Espíritu

“Como se crece un espíritu
ante el dolor de su cuerpo…
pareciera como
si el mismo cuerpo
en plenitud,
tuviera la fuerza de doblegarlo”

C.A. Resgu

Doble Mérito

Seguir los caminos de lo ya caminado, es ciertamente algo sencillo.
Basta intentar seguir las huellas, o seguir ciertos principios que ya alguien anteriormente estableció.
Iniciar algo innovador, algo distinto, implica un doble esfuerzo.

El esfuerzo de intentar hacer lo nuevo, y el esfuerzo de vencer la resistencia al cambio de cada una de las personas involucradas en el mismo.
Darle vida a las ideas, y que éstas sean positivas, aún a pesar de la negatividad de terceros, quienes esperan, con ansia, el fracaso de una idea para fundamentar su razón, o el triunfo de la misma para hacerla suya.
Empero…cuán necesarios son los detractores para fortalecer el inicio de algo nuevo.

Carlos Espejo Guasco

Doble mérito iniciar algo(Reflexión 24)
REFLEXION 24
Doble Mérito

“Quién inicia algo
tiene un doble mérito…
el mérito mismo
de haberlo iniciado,
y el mérito
de haber vencido
a los siempre presentes
detractores…
C.A. Resgu

 

Lluvia

Un día lluvioso…
Un cielo gris, con nubes grandes que intentan cubrir al Sol.
Una caída de agua, en múltiples diamantes tornasoles, que dan a la tierra vida, como canto de un cielo en llanto.
Una analogía con el hombre.

¿Cómo podemos ser lluvia?
¿En muchas formas podemos asemejarnos a ella?.

Ser agua en la sed de acciones positivas que las personas reclaman para vivir mejor.
Ser agua en la sed de amor que el mundo pide para sentir…como lo siente la tierra, la refrescante presencia de la lluvia.

Ser lluvia en esos parques industriales o en esos campos de trabajo, donde nuestra profesión, sea la nube que trace el puente entre el cielo y la tierra en forma de agua vivificante que haga renacer los frutos de la concordia y el bienhacer.

Llevar la esencia de nuestra ciencia a donde todos podamos ver.

Carlos Espejo Guasco

Seamos LLuvia (Reflexión 25)

REFLEXION 25
Lluvia

Lluvia…

Que hermosa es tu esencia…
porque viene del Cielo,
porque viene de Dios.

Que grata es tu misión…
porque llega a la Tierra,
porque llega al Hombre.

Que inmenso puente…
unir el Cielo a la Tierra,
y el Hombre a Dios.

SEAMOS LLUVIA!
C.A. Resgu

Huellas

En nuestra vida diaria, debemos tratar de seguir las huellas que acortan un camino…
Así, las experiencias transmitidas a través de las generaciones o las enseñanzas que a través de las letras impresas en tantos libros nos legaron nuestros antepasados en los ámbitos de las ciencias y la filosofía, se transforman en caminos accesibles que nos conducen hacia un fin determinado.

Muchos son, quienes como caminantes fieles a esos mapas del saber se dirigen con mayor facilidad hacia un destino ya caminado por otros.
Pocos son, quienes buscando un camino más corto, dejan su experiencia escrita como mapa que conduzca a otros semejantes a esos caminos más seguros.
Ellos son, a través de sus investigaciones, observaciones o escritos, los responsables de la creación de otras rutas más cercanas hacia el destino de la perfección.
Siguen las huellas que acortan un camino…pero buscan dejar sus huellas en un camino más corto que otros puedan seguir…
Carlos Espejo Guasco

Dejar Huellas (Reflexión 26)
REFLEXION 26
Huellas

“Bueno es seguir las huellas
que acortan un camino…
pero mejor es dejar nuestras huellas
en un camino más corto
que otros puedan seguir”

C.A. Resgu

No busques un puesto
NO BUSQUES SOLO UN PUESTO

En la cotidiana lucha por la vida, la más cruel herida la puede dejar aquel que ocupando un puesto público, político o laboral, se dedique solo al mal o bien al provecho propio.
No es bueno hacer solo acopio, ni bueno es creerse mejor; buena es una actitud de amor y la humildad por bandera.
Bueno es creer la quimera, de sentir de todos todo y entonces de cualquier modo, te llegará el TRASCENDER, no por puesto, por supuesto, sino por la sentida acción de ser nota de canción en esa infinita melodía que Dios dirige cada día…

Carlos Espejo Guasco

Trascendencia (Reflexión 27)

REFLEXION 27
TRASCENDENCIA

“No trasciende una persona por el puesto que tiene…
sino por la actividad que realiza…
y el corazón con que lo hace”

C.A. Resgu

MAESTRO

¿Quién es MAESTRO?
¿Todo aquel que frente a un grupo de alumnos diserta en algo?
¿Aquel que dicta formalmente una conferencia?
¿Aquel que tiene muchos títulos?

Desde niños, escuchamos atentos a quien en la escuela, como maestro, nos enseñaba a dar los primeros pasos en el camino interminable del conocimiento. Yo siento, que muchos de aquellos hombres y mujeres fueron grandes maestros, aunque también nos tocaron muchos que solo dictaban o escribían los conceptos en una pizarra gris…donde un gis…transcribía maquinalmente lo leído y se quedaba uno “ido” de tanto escribir y escribir.
Y fué en el diario vivir…y de tanto escuchar maestros, que nos fuimos haciendo diestros en los juicios de los vicios de todo aquel que enseñaba. ¿Solo dictaba?… ¿Explicaba?…

Los buenos maestros se daban del todo:
para hablar del lodo te daban la tierra, te daban el agua y haciendo la mezcla podías comprender, sin tanto leer, sin tanto estudiar…pues en lo sencillo está la verdad.

Los buenos maestros con sinceridad, son  raros diamantes de muy pocas minas…las joyas más finas… que Dios nos legó.

A ellos, la siguiente reflexión en forma de poesía:

Carlos Espejo Guasco

Poema al maestro (Reflexión 28)

REFLEXION 28
MAESTRO

Parado en el aula yo veo a un hombre,
palabras de fuego… ¡parece un dragón!
¿Porqué no lo escucho como a una canción?
y…¿porqué no verlo como debo ver?

Los falsos maestros jamás han de ser
memorias perennes en mi amanecer;
son falsos profetas de rítmica voz,
de amor desprovistos, lejanos de Dios…
son falsos actores sin moderación.

Los buenos maestros son toda emoción…
son aire que clama la respiración…
son sabios por dentro, y muy en su centro
como un corazón… late con pasión
el arte aprendido del darse del todo.

En un buen maestro su vida y su modo,
son lección de vida y firme cimiento;
y en esas lecciones lo digo y no miento,
se queda sembrado un árbol perenne
que prodiga frutos que dan la verdad.

Son buenos maestros los que en humildad,
comparten su ciencia sin guardarse nada,
…aquellos provistos de alma iluminada,
…aquellos que son…sintiéndose nada…

Carlos Espejo Guasco

Miedo a la muerte

¿MIEDO A LA MUERTE?
¿Qué es la muerte?
¿Qué es la vida?
Quizá la respuesta a estas dos interrogantes resuelva en mayor o menor grado nuestra expectativa de vida y nuestra renovación en la supuesta muerte.
¿Cómo puedo renovarme estando muerto?
Escrito como está escrito, sería difícil comprender, pero separando los dos conceptos…desmenuzándolos tan solo un poco…se ilumina ese horizonte gris que es la muerte matizándose poco a poco de colores, como un arco iris de esperanza para quienes temen morir.
La muerte del cuerpo existe, aunque sea una metamorfosis a nuevos elementos físicos y químicos mas especializados pero…
¡YO NO SOY UN CUERPO!
VIVO en un cuerpo momentáneamente y cuando el mismo cuerpo termina su existencia integral… ¡yo permanezco!… pero si no he comprendido aún al verbo “amar” realmente estoy muerto a su práctica… pues solo vivo… si amo…

Carlos Espejo Guasco

Miedo a la muerte (Reflexión 29)

REFLEXION 29
¿Miedo a la muerte?
“La muerte es el desamor
y el amor es la vida.
La muerte no es dejar el cuerpo
sino dejar el amor que es la vida.
Sea pues el amor tu vida
y tu escudo a la muerte
para que tu miedo a la muerte
no te haga muerto en la vida.”

Carlos Espejo Guasco

Introspección

INTROSPECCION

Como pasa rápido el tiempo y en qué fugaces momentos podemos        recordarlo todo, nuestras tristezas y asperezas, nuestras alegrías y nuestros días, los triunfos y los fracasos, lo que dijimos y aún aquello que quisimos haber dicho y no dijimos o simplemente no supimos decir.

Que especial momento es aquel por el que pasa en nuestra mente todo lo memorizado, lo anhelado, lo que soñamos y se hizo realidad… nuestra verdad… nuestra mentira…y también nuestra ira…nuestro esfuerzo como en verso…en fin, todo aquello que somos y lo que fuimos,…lo que vimos…y también aquello que quisiéramos legar…para evocar.
Son ECOS DEL DESIERTO de nuestro interior, palabras en miles que hacen mezcla informe en un informe desatinado…obstinado… pero que a pesar de todo, dice algo…deja algo…vale algo.

Así, como C.A. Resgu, dejo los Ecos de mi Desierto.

Carlos Espejo Guasco

Ecos de mi desierto (Reflexión 30)

REFLEXION 28
ECOS DE MI DESIERTO

Solo…rodeado de multitudes
que juegan con las virtudes,
llegando al fondo de un pozo
pude ver un cielo azul.

Sus nubes de hermoso tul,
adornando el firmamento,
dieron todas testamento
con su lluvia a mi trabajo.

Sin guitarra o contrabajo,
sin canciones o anatemas,
filosofando con los lemas
de estímulo a la Salud.

No forma la nieve al alud…
ni forma la arena al monte…
no llena el Sol mi horizonte
ni brilla Luna en mi noche.

Escucho el radio en mi coche,
escucho canciones remotas…
y con mis suelas tan rotas
ya el camino saboreo.

El camino que yo veo…
luchar por filosofía…
al trabajo un nuevo día,
al obrero nueva senda.

No tengo oro que venda,
plata no hay en mi bolsillo,
y en este estrecho pasillo
muchas puertas hay abiertas.

Emociones tan inciertas…
luces en el firmamento…
un náufrago en un desierto,
un poeta sin papel.

Pero todo supo a miel…
fue lucha satisfactoria
así se escribió mi historia
de esa lucha por mi fe.
C.A. Resgu

Reflexiones y Poemas en Salud y Seguridad Ocupacional
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook